Mi otra mitad/ parte 1

1.3.16


No he nacido en una casa de ricos, ni tengo una piscina enorme ni  un chófer que me espera aparcado con la limusina todos los días en la puerta que me lleva de un lado al otro. Nací con cosas simples con una familia humilde y muy noble tan humilde y de esas que no llegaban a final de mes. Nací con cosas pequeñas pero infinitamente grandes nunca pedía demasiado a la hora de pedir un juguete para reyes o navidades.Siempre que pedía un juguete que yo quería me traían otro, y con eso me conformaba porque me hacía realmente feliz.
Soy muy familiar y mi familia es lo primero para todo, no me gusta salir de fiesta prefiero tomarme algo en una terraza con mis amigos tomando algo recordando viejos tiempos y riéndome de los momentos que te dan la vida, que al final son únicos y irreemplazables. No nací siendo nieta de un rey, ni de algún antepasado importante ni tengo una herencia familiar  porque mi abuelo fue hijo de un marqués de palacio. Mi familia me ha enseñado los valores fundamentales de la vida, apreciar lo que se tiene y valorarlo, no tener miedo a decir te quiero, perdón o te amo porque son cosas que necesitamos oír siempre tengamos el ánimo que tengamos. Me enseñaron lo bonito pero también lo malo de la vida y que no todo el mundo es bueno, igual que no todo el mundo es malo. Apreciar los pequeños detalles que para mi son muy importantes porque en las cosas pequeñas esta la felicidad infinita, vivir la vida que me haga feliz y decir no a todo aquello que me produzca dolor. Maduré antes que todos mis compañeros del colegio por las cosas que me habían ocurrido desde pequeña, que son muchas. No soy una hija de papá que me paga todo lo que quiero, si quieres algo hay que luchar por ello y esforzarse por conseguirlo. Al final aprendes de las experiencias y las cosas vividas, cuando tenía 15 años pensaba como una de 20 y ahora que tengo 20 pienso como una de 26 de todo lo que te pasa acabas aprendiendo algo. Nunca he pedido dinero para nada y menos para caprichos si me han querido dar dinero siempre ha salido de ellos mismos dármelos aunque casi nunca lo aceptaba porque lo más importante en mi familia era que nunca faltara un plato de comida en la mesa. Soy muy humilde porque mi familia me hizo así, aprendí viviendo con poco y he crecido de la misma forma. Todo el dinero que tenía ahorrado siempre se lo daba a mi padre porque si le hacía falta me lo pedía, y a mi no me costaba nada dárselo. Cuando cumplí los 18 por fin mi vida fue un poco más tranquila, y sin problemas de por medio ahora sigue siendo igual de tranquila, da igual el tiempo que pase o la vida que vivas si tu te propones que tu vida sea tranquila lo va ha ser. Me encanta la naturaleza, pero igual que digo que me gusta la naturaleza también amo el mar, y dormir. Me encanta levantarme y ver un amanecer bonito desde la cama, cosas tan pequeñas pero inmensamente grandes. Lo único que tengo como herencia es que soy asmática, mi tío lo es y mi padre lo fue cuando era pequeño, y yo también lo soy aunque ya no me dan ataques siempre tengo ventolín a mano por si un caso, pero de pequeña os aseguro que lo pase mal cuando me daba un ataque de asma. Tengo muchos libros de cuando mi padre era joven que también los he ido guardando en un cajón por si un día me da por leerlos, y mira que a mi leer me gusta mucho. En mi habitación nunca puede faltar música soy melómana y la musica alegra el alma hasta tal punto de calmarla por completo. No sé como lo hago, pero siempre acabó perdiendo los cascos del móvil, nunca se donde están. Colecciono películas, series y libros que ha día de hoy ni se ven, ni se leen. Siempre tengo algo para guardar en mi habitación y casi nunca queda completamente ordenada. No puedo vivir sin regaliz soy una apasionada de él, y siempre que voy por algún centro comercial me compro una bolsa entera, me lo engancho mi padre y me he hecho fan de el. No nací rodeada de dinero ni portátiles ni televisiones de plasma en realidad como nací y crecí fue escuchando a Serrat, me apasiona su musica. Y mi padre siempre me ha dicho que las cosas viejas aunque sean viejas tiene un uso muy importante, mi padre es de guardarlo todo tiene 3 cajas de herramientas dinero no tendremos pero tornillos a pares. Mi padre me enseño que hay que disfrutar de la vida, de el viento y que los momentos más bonitos quedan grabados en nuestra retina y es verdad... Odio las mentiras, al final todo se sabe me gusta que la gente me diga lo que piensa y siente en cada momento, evitar la mentira en todo momento es lo que nos hace únicos y especiales y con lo que se queda la gente de ti. 


Esta es una de las fotografías más felices que yo nunca dejo de mirar, me transmite paz, libertad, familia, humildad. Esta foto me la hice con mi abuela cuando yo y mi hermana eramos pequeñas, es una de las que más me gusta, y de las que siempre termino llorando cuando las veo en el álbum de fotos que tiene mi padre guardado en un armario de su habitación. Mi abuela, mi vida entera mi confidente, mi amiga mi segunda madre, la que siempre está pase lo que pase. Mi abuela me enseño también cosas muy importantes, como es el respeto y la educación en todo momento al conocer a alguien o al dirigirte a alguien cuando algo no te gusta de esa persona. No hay que chillar ni discutir, cuando hay algo que no te gusta puedes decirlo educadamente, si digo palabrotas como todo el mundo se me escapan y no sé la vida en según que situaciones y aspectos te hacen soltarlas, pero son palabrotas pequeñas sin importancia. Mi abuela es mi luz, mi guia, mi protectora, la que me enseño que todo el mundo no es bueno, y que ha dia de hoy no te puedes fiar de nadie y más si quieren hacerte daño. He vivido una infancia muy feliz, aunque con problemas familiares como todo el mundo, pero de todo se aprende. Sigo viviendo feliz y tranquila toda esa gente que me intentó hacer daño con palabras las he apartado de mi vida, principalmente por mi salud porque no podía tener a alguien que me transmita mal rollo al lado, y que hable de la vida de los demás sin saber nada de ella. 

Esta soy yo aquí estoy sola en las otras estoy con mi hermana y mi abuela. Este momento no lo recuerdo mucho, pero si me acuerdo de la camiseta que llevo en esta foto. Tenía la misma camiseta, pero diferentes colores, y la muñeca me parece que eran las bratz o algo así. Esto es una escapada al campo o al zoo ni me preguntéis no me acuerdo, pero de pequeña siempre me lo pasaba muy bien salía sonriendo en todas las fotografías, no hay ni una que no salga sonriendo y era porque disfrutaba de los momentos bonitos y lo sigo haciendo, y mi familia que me protege desde el cielo. Esa era la primera vez que yo tocaba un caballo, todavía recuerdo lo suave que tenía el pelo, ese caballo. Siempre desde pequeña decía que de mayor quería tener el pelo tan suave o mejor que el del caballo, mi madre reía todo el rato por las cosas que decía en cada momento. La verdad que mi vida cuando era pequeña era mejor que la de ahora, ahora tengo que trabajar y tomar decisiones que antes las tomaban tus padres por ti, pero a eso se le llama crecer y evolucionar... 

Uff, de esta cosita que se me murió el miércoles pasado solo puedo darle las gracias desde aquí, por si os interesa se llama taca, y la quería y la quiero mucho. Nació y creció con nosotras ha estado toda la vida con mi familia, y era nuestra primera perra. Taca me enseñó mucho, para mi era mi luz, mi energía mi felicidad mi vida entera. Allí donde estés los ángeles cuidaran ahora de ti, me da pena que seres que son tan humildes y con tanto amor que dar, valgan más que las personas. Llegó a mi vida para formar parte de ella, con sus ojos, sus patas todo su ser. Aprendí algo mientras permaneció en mi vida, me enseño lo que era la felicidad, y cómo podía disfrutarla con ella, porque tu misma me producías felicidad cada vez que jugabas conmigo. Se que ahora está con los ángeles y que ellos cuidaran de ella, he disfrutado mucho con mi perra me hizo la más feliz cuando estaba hecha polvo, y ha llenado mi vida de luz, y se lo agradezco mucho...  La única que ha sido capaz de entender mis lágrimas, mi dolor, mi tristeza, llenarme la vida de felicidad y me hizo saber que la felicidad se encuentra en las cosas tan pequeñas pero inmensamente grandes. Gracias por haber sido mi luz, por haberme hecho tan feliz todo este tiempo, por acompañarme en está aventura tan grande, por a ver permanecido a mi lado tantos años, por acompañarme y hacer frente a la tristeza, por cerrar la puerta al dolor y no volver a verle  nunca más. Por las alegrías que viví contigo, por la felicidad, por la vida que me diste, por los momentos únicos e irreemplazables que no voy a olvidar nunca, por permanecer a mi lado cuando sentía dolor en el corazón, por estar siempre ahí alegrándome en cada momento, sabiendo lo echa polvo que estaba. Vas a permanecer siempre en mi estés donde estés. Solo te pido un favor ahora que estas allí arriba en el cielo, cuida de la mama y dile que la quiero y que os voy ha echar mucho de menos.Os llevaré siempre conmigo a las dos, esteís donde estéis vais a permanecer conmigo siempre. Ahora los ángeles os cuidaran para que sigáis disfrutando de la vida que os queda allí arriba.
Os quiero con toda mi alma y con todo mi ser.


Continuara... 
Con amor. 
♥♥♥

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Es un post muy bonito, comparto muchas cosas contigo!
    Un beso
    https://www.bloglovin.com/blogs/donkeycool-4487669

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias patricia!

      Besos!
      ♥♥♥

      Eliminar
  2. Un texto cálido como el amor con el que lo escribes, la familia son lo primero para mi también.
    Y tu perrita, espero que sepas llevarlo bien, cuando murió mi Elvis se rompió un pedazito de corazón con el, los perritos son angeles

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, voy a llorar que cosas tan bonitas me dices!


      Si lo llevo moderadamente como puedo ha estado toda la vida conmigo, y ahora saber que no está se me hace complicado.

      Pues si son ángeles!
      Un beso enorme!

      Eliminar
  3. Bienaventurados los que (como tú), gustan de las cosas simples y sencillas de la vida, porque en ellas hallarán siempre, una razón o un pretexto para ser felices. Y por ello, el verdadero rico no es el que más dinero tiene, sino quien menos dinero necesita para sentirse feliz.
    Que todo el amor y la sabiduría de tu abuelita, así como toda la ternura y cariño de tu mascotita, te cobijen y te acompañen por siempre.
    Porque los amores verdaderos son eternos, ellos por siempre vivirán en tu corazón.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Juan!!

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestras palabras, por seguir conmigo en está gran aventura, me hacéis muy feliz.
Doy gracias porque salga el sol día a día.

¡ Gracias por vuestros comentarios!

Like us on Facebook

Flickr Images

Pinterest

Subscribe