Dejó de doler pero se quedó la marca.

1.8.15


Es inevitable dejar de querer a alguien por mucho daño que te haya echo. Al fin y al cabo todo son etapas en la vida, y siempre aprendes de ellas. Cuando se cierra una puerta se abren otras miles. Lo malo es quedarse aferrado a algo o alguien por miedo a perderle. Ese miedo incapaz de decir lo que sentimos, ese miedo que nos prohíbe abrir la puerta hacia la libertad, ese miedo de dejar que una persona se vaya de tu vida. Cuando echamos la vista atrás y vemos todas las cosas que hemos dejado por el miedo, nos damos cuenta que en realidad hemos sido nosotros mismos quien hemos tomado esa decisión. Y claro que de todo se sale, pero nunca olvidamos de donde se sale ni a que lugar pertenecemos, ni a que personas decidimos querer. Todo son etapas, que la vida te pone para que crezcas como ser humano, es imposible decir que te ha dejado de importar una persona cuando es en lo primero que piensas, pero todo es fachada, sabes que diciendo que no te importa te dolerá menos pero no es verdad. Todo duele, todo deja marca. Nos engañamos a nosotros mismos diciendo que, el amor es algo bonito.
Es algo bonito cuando dos personas se quieren pero todo tiene sus complicaciones en el camino. Lo mismo pasa cuando empezamos a trabajar al principio cuesta, pero si le pones esfuerzo luego todo sale por si solo. Cuando yo quiero a alguien se lo demuestro de verdad día a día, y no dejando que pasé el tiempo, para esperar a que la otra persona de el primer paso. Si dejas que pase el tiempo nunca os encontraréis, y todo terminará. Espero que si algún día te da por leerme sepas todo lo que he sufrido, y todo lo que he echo por ti, pero espero también que encuentres a alguien que valga la pena y que te quiera tanto como yo te quiero a ti. Todo tiene su fin, su punto y final, todo termina. La escuela, el trabajo, una llamada de teléfono, las palabras. Querido R, ya no encuentro lo que me aferraba a ti, ya no sé el porque te quería tanto, todo se disipó en el aire. Quizás en las noches de verano donde más te busco, es cuando más pido que te acerques a mi y me hables. Ya nada es como antes, nada es lo que es ahora. Nos miramos y aun así no encuentro el modo de quedarme grabada en tu retina, no encuentro la manera de volver a quererte, y sé que digo todo esto porque no estoy a tu lado. Puede ser que cuando te vea vuelvas a des-ordenarme la vida. Y puede ser que de aquí un tiempo, cuando tu nombre ya no me duela tanto, y volvamos a coincidir, yo tenga el valor para mirarte de frente y decirte " Te amé"

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Anónimo24.12.15

    Que bonita, historia. Los recuerdos duelen ehhh...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo duele, todo es enseñanza.

      Saludos.

      Eliminar

Gracias por vuestras palabras, por seguir conmigo en está gran aventura, me hacéis muy feliz.
Doy gracias porque salga el sol día a día.

¡ Gracias por vuestros comentarios!

Like us on Facebook

Flickr Images

Pinterest

Subscribe